Consejos para combatir la ira

Consejos para combatir la ira

Pocos sentimientos son tan intensos como el del enfado o  la ira. Cuando una persona o situación nos resultan irritantes, parecería que nuestro cuerpo pierde el control a través de un ataque de furia: apretamos los dientes, fruncimos el ceño y cerramos los puños con ganas de romper todo lo que se nos cruce por nuestro camino. ¿que debemos hacer para contener la ira?

Hay personas que se enojan con facilidad. Otras son un poco más calmas Pero en cualquiera de los casos, un ataque de ira es una experiencia estresante que en algunos casos termina en la violencia. Para que la situación no se te vaya de las manos, te enseñamos consejos para combatir la ira.

Consejos para controlar la ira o enfado.

  1. Tomarse un «tiempo»: aunque pueda parecer un cliché, contar hasta diez antes de reaccionar realmente puede calmar nuestro temperamento, sobre todo si es una persona compulsiva que suele hablar (o gritar) antes de pensar.

  2. Poner un poco de distancia de por medio: es aconsejable tomarse un descanso de la persona con la que estamos enfadados hasta que nuestras frustraciones se disipen un poco. Esto también nos permite planificar mejor cómo abarcar el asunto que nos preocupa o que nos ha causado un disgusto.
  3. Expresar de forma clara el motivo de nuestro enfado: es saludable expresar la frustración sin confrontación. No por gritar mas fuerte vayamos a convencer a nadie que tengamos razón. Una argumentación inteligente y honesta suele ser mucho mas eficaz que un enfado monumental. Se convence mucho mas si se identifican problemas y se plantean soluciones. Y si logramos convencer además al «culpable», pues hay mucha mas probabilidad de que el problema no vuelva a surgir.
  4. Hacer algo de ejercicio: la actividad física puede ofrecer una salida a las emociones, especialmente si estamos a punto de estallar. Salir a caminar o a correr, nadar, levantar pesas o simplemente subir y bajar las escaleras varias veces permitirá sacar la adrenalina de la ira sin confrontaciones.
  5. Pensar bien las cosas antes de decir nada: de lo contrario, es muy probable que digamos algo de lo que nos arrepentiremos después. Puede ser muy útil escribir lo que queremos decir para ceñirnos al tema o problema actual. Cuando estamos muy enfadados, es fácil dispersarse. Y si nos pasamos es muy importante saber pedir perdón.
  6. Identificar soluciones para la situación: en lugar de centrarnos en lo que nos hizo estallar, trabajar conjuntamente con la persona que nos enfureció para resolver el asunto en cuestión. Esto quiere decir que también debe estar dispuesto a escuchar la versión de la otra persona. No se puede llegar a acuerdos o soluciones sin antes comprender (no compartir) el argumento del otro.
  7. Hablar en primera persona al describir el problema: esto nos ayudará a evitar criticar o culpar a la otra persona, algo que podría hacer que se enfadara más o sintiera resentimiento, aumentando la tensión. Hay que evitar que la otra persona se sienta acusada o criticada para que no se ponga automáticamente a la defensiva. Podemos decir, por ejemplo: «Me siento mal porque he tenido que hacer todas las tareas domésticas esta semana» en vez de «Deberías haberme ayudado» o «Eres un vago y no ayudas nada».
  8. No guardar rencor: si podemos perdonar a la otra persona, ambos nos sentiremos mejor. No es realista esperar que todo el mundo se comporte exactamente como queremos. El rencor es un sentimiento muy negativo. Una vez resuelta una discusión es importante olvidar lo sucedido y no dejar que el resentimiento o rencor siga dentro, listo para salir en una discusión posterior. Intenta pensar en positivo.
  9. Utilizar el humor para liberar tensiones: reírse puede ayudar a disipar la tensión. No obstante, no utilizar el sarcasmo; solo logrará herir los sentimientos de la otra persona y empeorar las cosas. Si una risa le parece imposible, intentar al menos una sonrisa.
  10. Practicar técnicas de relajación: aprender habilidades de relajación y desestrés también puede ayudarnos a controlar nuestro genio cuando aparezca. Practicar ejercicios de respiración profunda, visualizar una escena relajante o repetir una palabra o frase para calmarnos, como «Tranquilo». Otras formas demostradas para aliviar la ira son escuchar música relajante, hacer meditación, cocinar, escribir un diario y hacer yoga.

¿Por qué te sientes enojado? Identifica las causas de lo que te sucede y evalúa si merece la pena sentirte asi o estás exagerando. Pide la opinión de alguna persona de confianza, como un amigo, un familiar o tu analista.

Trata de relajarte. Cuando descansas y te relajas, todo lo miras desde otra perspectiva. Relajarte no implica internarte en un spa: tan solo una caminata al aire libre, leer un buen libro, tomar una ducha o escuchar música son formas de desenchufarte. Muchos olvidan que el descanso y el relax son muy importantes en nuestra salud emocional.

La violencia no es la solución. 
Lo primero que se nos cruza por la mente cuando estamos muy enojados es descargar nuestra ira a través de la violencia verbal o física. Pero ninguna de ambas nos libera de lo que realmente nos perturba. Además, actuar violentamente sobre otra persona tiene sus consecuencias. Controla tus impulsos y piensa antes de actuar.

Todos tenemos nuestros problemas
. Muchas personas seguramente se encuentran en tu misma situación. No pienses que los problemas solo te invaden a ti.

Resuelve los malos entenididos y conflictos. Así como todos podemos tener problemas similares, también podemos tener opiniones totalmente opuestas. Para evitar enojos o malos entendidos, procura conversar y aclarar las diferencias con quienes te rodean. Los conflictos generan estrés y tensión, por lo que probablemente termines furioso cuando las cosas no salen bien.

Conversa las diferencias personales. Estar enojados con otra persona sin hacer nada es muy fácil. Tienes que tomar la iniciativa y acercarte para resolver lo que sucede. Si notas que el otro se encuentra a la defensiva y puede actuar violentamente, procura que un tercero participe en el conflicto como mediador y promueva un acercamiento entre ambos.

Resolver disputas tiene sus ventajas. Negociar es una palabra que tienes que grabar en tu mente. Cuando negocias y logras solucionar un conflicto, te sientes mucho mejor, más cómodo y libre de preocupaciones

Fuente : Consejos para combatir la ira


Articulos relacionados

Consejos para combatir el bruxismo

Consejos para combatir el bruxismo

El bruxismo es ese acto involuntario de apretar o hacer rechinar nuestros dientes sin darnos cuenta y que tiene por consecuencia su desgaste acelereado y el dolor de cabeza, de cuello y de mandíbula  causado por la tensión muscular. En VivirSalud te damo...
Consejos y tratamientos para el dolor por artritis

Consejos y tratamientos para el dolor por artritis

La osteoartritis, causada por desgaste de las articulaciones, puede producir mucho dolor en los dedos y muñecas, donde las articulaciones se inflaman. Las personas que sufren de artritis suelen tomar analgésicos para combatir el dolor. Hoy en Vivi...
Prevenir la gastroenteritis (Parte 3)

Prevenir la gastroenteritis (Parte 3)

En las últimas notas habíamos comenzado a dar una serie especial de consejos, estuvimos hablando de cómo podemos prevenir la gastroenteritis, un problema que ataca principalmente durante esta época del año. En este caso queremos continuar dando algunos consejos más, de forma q...
Remedios para combatir la resequedad y escozor en la piel

Remedios para combatir la resequedad y escozor en la piel

Si padeces de resequedad cutánea y te produce escozores, te será muy útil conocer algunos remedios que pueden servir para tu régimen de cuidado diario. Debes saber que no hay soluciones únicas para los problemas de la p...
Aquí unos importantes consejos para combatir la celulitis

Aquí unos importantes consejos para combatir la celulitis

La celulitis es un problema bastante fastidioso que sufren muchas mujeres y que no tiene una solución rápida ni definitiva. Se necesita tener mucha paciencia para combatirla y ayudar a mejorar, en la medida de lo posible, estos nódulos de grasa que forman la ...
La celulitis y cómo combatirla

La celulitis y cómo combatirla

La celulitis es un problema muy fastidioso, es un problema estético común y difícil de combatir. Es un problema que afecta básicamente a las mujeres debido a los cambios hormonales, la mala circulación de la sangre, malos hábitos alimenticios, estreñimiento y sedentarismo entre o...
Combatir el acné con la menta

Combatir el acné con la menta

Los usos medicinales de la menta son extraordinarios, y lo bueno es que esta planta tiene muchísimas aplicaciones. Una de ellas es la de la menta para el acné, pues esta planta es un excelente remedio casero contra esta enfermedad y puede ser utilizada con resultados muy positivos. ...
Consejos para combatir la obesidad infantil

Consejos para combatir la obesidad infantil

  Como vimos anteriormente la obesidad infantil es una enfermedad muy común en la actualidad, existen una gran cantidad de niños que sufren de sobrepeso y en consecuencia de trastornos en la salud. Es importante mencionar que el niño deber ser alimentado en forma ...
Consejos para combatir la gingivitis (Parte 1)

Consejos para combatir la gingivitis (Parte 1)

Hoy queremos hablar sobre un problema muy común en muchas personas, se trata de la gingivitis, esta es una inflamación de las encías que suele producirse por causa de placa bacterial, las bacterias se acumulan en los dientes haciendo que se produzcan este problema, aunqu...
Consejos para bajar el colesterol (Parte 1)

Consejos para bajar el colesterol (Parte 1)

Hoy te traemos una serie de consejos especiales para poder cuidar de tu peso y salud. Uno de los grandes problemas de nuestra época es el colesterol alto, el cual resulta muy difícil de bajar una vez que tenemos altos niveles. Por eso, hoy queremos darte una serie de consejo...
Consejos para mejorar la circulación (Parte 2)

Consejos para mejorar la circulación (Parte 2)

En la nota anterior estuvimos dando algunos consejos básicos para combatir los problemas de circulación, ahora continuamos con este tema. Te damos tres consejos más que te serán de gran ayuda, ¡presta mucha atención! Una excelente forma de mejorar el estado de nuestr...
Dieta si tienes una hernia de Hiato (Parte 2)

Dieta si tienes una hernia de Hiato (Parte 2)

En la nota anterior estuvimos viendo cómo la alimentación y los hábitos que tengamos pueden ayudarnos a combatir diferentes problemas. Vimos el caso específico de la hernia de hiato, vamos a seguir hablando sobre esto, en este caso te recomendamos una lista de alimentos ...

Tambien te puede gustar

Acepto el uso de cookies.   mas info