Para mejorar tu experiencia en esta web utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios. 
Has clic  para consentir la utilización de cookies Acepto el uso de cookies.   mas info

Propiedades de la almendra

Propiedades de la almendra

Encontramos dos variedades de almendras desde el punto de vista alimenticio; dulces y amargas. Hoy conoceremos las propiedades de la almendra, para disfrutar este alimento y sacar provecho de sus propiedades medicinales.

En las almendras dulces podemos encontrar el 50 % de un aceite fijo, azúcar, sustancias proteicas, y un fermento soluble llamado emulsina

Las almendras amargas poseen además un glucoxido llamado amigdalina que en contacto con agua y gracias a la acción de la emulsina, se descompone en ácido cianhídrico, glucosa y bensaldehido. La almendra amarga es tóxica debido a este ácido llamado “acido prúsico”. El ácido prúsico se combina con el potasio para formar un veneno muy potente: cianuro de potasio que es una sal.

Rica en calcio, proteínas y vitamina E, la almendra es un alimento imprescindible en una dieta sana y equilibrada. Además, resulta un ingrediente muy versátil tanto en recetas dulces como saladas.

La almendra es uno de los frutos secos con mayor aporte de vitamina E, una vitamina cuya ingesta a menudo está por debajo de lo que sería recomendable y que ejerce un valioso papel antioxidante. 50 g diarios de almendras crudas cubren las necesidades diarias de esta vitamina.

Otro punto destacable es su contenido en fibra. A pesar de su aspecto seco y homogéneo, la almendra posee una cantidad notable de fibra soluble (10%). Es ideal para estimular los movimientos intestinales y para conferir sensación de saciedad.
La almendra es también rica en proteínas (19 g/100 g), cantidad similar a la de la carne. Por ello en las dietas vegetarianas las almendras y los frutos secos en general tienen una gran importancia.

Además, este fruto seco es una de las pocas fuentes de proteínas vegetales que contiene arginina, un aminoácido esencial para los niños.

El contenido en hierro es otra de las virtudes de este delicioso fruto seco. Cincuenta gramos de almendras aportan una dosis de hierro muy similar a la de las espinacas, claro que éstas son 30 veces menos calóricas. El magnesio, el fósforo y el manganeso también son otros de los minerales que aporta este fruto seco en cantidades nada despreciables.

LA GRASA, UN REGALO PARA LAS ARTERIAS

Las almendras tienen un 52% de grasas. De ellas dos terceras partes corresponden a ácido oleico. Esto quiere decir que tomar almendras es muy parecido a tomar aceite de oliva desde el punto de vista cardiovascular. Tanto es así que se ha demostrado que en comunidades que se consumen dosis altas de frutos secos, la incidencia de enfermedades cardiovasculares es menor.

Otro punto a tener en cuenta es su contenido en ácido linoleico (omega-6), ácido graso esencial para el organismo que éste no sintetiza y que le es necesario obtener de la dieta.

LA DOSIS RECOMENDADA

Los expertos están de acuerdo en que una dosis recomendable de almendras para una persona sana es de unos 25 g al día (20 unidades), estando especialmente recomendada a niños, por su riqueza en calcio y proteínas; a vegetarianos, por su aporte en hierro y proteínas; y a personas aquejadadas de hipercolesterolemia, osteoporosis, déficit de peso, diabetes e intolerantes a la lactosa.

La almendra constituye una fuente natural de vitamina B2 -o riboflavina-, lo que favorece la actividad oxigenadora intercelular, mejorando el estado de las células del sistema nervioso y colaborando en la regeneración de tejidos como piel, cabello, uñas y mucosas, y de forma especial en la integridad de la córnea, contribuyendo de esta manera a mejorar la salud visual. Esta vitamina interviene además en la transformación de los alimentos en energía, y complementa a la vitamina E en su actividad antioxidante, y a las vitaminas B3 y B6 en la producción de glóbulos rojos, ayudando a mantener el sistema inmune en buen estado.

Como consecuencia de los niveles de calcio que presenta, la almendra contribuye al fortalecimiento de huesos, dientes y encías, y favorece la adecuada coagulación de la sangre, previniendo enfermedades cardiovasculares, ya que el calcio ayuda a disminuir los niveles de colesterol en sangre. Este nutriente ayuda también en la regularidad de la frecuencia cardíaca y en la transmisión de impulsos nerviosos, contribuyendo a reducir la tensión arterial en personas con hipertensión. El calcio además, mantiene la permeabilidad de las membranas celulares, e interviene en el proceso de la actividad neuromuscular, entre otras funciones.

Debido al aporte de fósforo, la almendra contribuye a la mejora de determinadas funciones de nuestro organsimo como la formación y desarrollo de huesos y dientes, la secreción de leche materna, la división y metabolismo celular o la formación de tejidos musculares. La presencia de fósforo (en forma de fosfolípidos) en las membranas celulares del cerebro es fundamental, favoreciendo la comunicación entre sus células, mejorando de esta manera el rendimiento intelectual y la memoria.

La almendra destaca por su aporte de potasio, que junto con el sodio, se encarga de regular el balance ácido-base y la concentración de agua en sangre y tejidos. Las concentraciones de estos dos elementos en el interior y exterior de las células de nuestro organismo, generan un potencial eléctrico que propicia las contracciones musculares y el impulso nervioso, con especial relevancia en la actividad cardíaca.

La almendra, gracias a su contenido en cinc, resulta muy beneficiosa en el proceso de formación de los huesos, así como en el desarrollo de los órganos reproductivos, favoreciendo el funcionamiento de la glándula prostática. El cinc, además de ser un poderoso antioxidante natural, favorece la absorción de vitamina A y la síntesis de proteínas como el colágeno, colabora en el adecuado crecimiento durante el embarazo, niñez y adolescencia, y ayuda al mantenimiento de los sentidos de la vista, el gusto y el olfato. Además de en los huesos, está presente en diferentes tejidos de nuestro organismo como músculos, testículos, cabellos, uñas y revestimientos oculares.

Por su relevante aporte de proteínas, la almendra es idónea para el adecuado crecimiento y desarrollo del organismo, favoreciendo las funciones estructural, inmunológica, enzimática (acelerando las reacciones químicas), homeostática (colaborando al mantenimiento del pH) y protectora-defensiva.

Por ser un alimento rico en hierro (necesario para la síntesis de hemoglobina), la almendra colabora en la renovación de las células sanguíneas, posibilitando el transporte de oxígeno desde los pulmones hacia los diferentes órganos, como los músculos, el hígado, el corazón o el cerebro, siendo el hierro indispensable en determinadas funciones de este último, como la capacidad de aprendizaje. El hierro también incrementa la resistencia ante enfermedades reforzando las defensas frente a los microorganismos, previene estados de fatiga o anemia, y sin él no podrían funcionar el sistema nervioso central, el control de la temperatura corporal o la glándula tiroides, siendo además saludable para la piel, el cabello y las uñas. Este alimento resulta muy beneficioso para el organismo en situaciones de carencia de hierro, ya sean como consecuencia de hábitos alimenticios inadecuados, durante la menstruación o el embarazo, o tras accidentes u operaciones médicas donde se ha perdido sangre.

Por su aporte de vitamina B3 -o niacina– la almendra interviene en el proceso de transformación de energía a partir de hidratos de carbono, proteínas y grasas, y contribuye a relajar los vasos sanguíneos dotándoles de elasticidad, a estabilizar los niveles de glucosa y ácidos grasos en la sangre, y a reducir el colesterol secretado por el hígado. Junto con otras vitaminas del complejo B, la niacina ayuda a mantener sanas piel y mucosas digestivas, además de colaborar en el buen estado del sistema nervioso.

La almendra constituye un alimento con un significativo aporte de vitamina B1, por lo que participará en la producción energética colaborando en el metabolismo de los carbohidratos. La vitamina B1 -o tiamina- juega además un papel esencial en la absorción de glucosa por parte de cerebro y sistema nervioso, por lo que la deficiencia de este nutriente puede derivar en cansancio, poca actividad mental, falta de coordinación, depresión, etc. Otras funciones como el crecimiento y mantenimiento de la piel o el sentido de la vista, dependen en buena medida de los niveles de esta vitamina en el organismo.

El contenido de ácidos grasos convierten a la almendra en una fuente de energía que ayudará a regular la temperatura corporal, a envolver y proteger órganos vitales como el corazón y los riñones, y a transportar las vitaminas liposolubles (A, D, E, K) facilitando así su absorción. La grasa resulta imprescindible para la formación de determinadas hormonas y suministra ácidos grasos esenciales que el organismo no puede sintetizar y que ha de obtener necesariamente de la alimentación diaria. A pesar de ello, conviene controlar la ingesta de alimentos ricos en grasa puesto que el cuerpo almacena la que no necesita, lo que ocasiona incrementos de peso indeseados y subidas de los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre.

Gracias al contenido de vitamina B9, la almendra contribuye a la formación de células sanguíneas y glóbulos rojos, ayudando a prevenir la anemia y a mantener sana la piel. Además de ser indispensable para la correcta división y crecimiento celular -fundamental durante el embarazo y la infancia-, la vitamina B9 -o ácido fólico- interviene en el metabolismo de proteínas, ADN y ARN, reduciendo el riesgo de aparición de deficiencias en el tubo neural del feto (estructura que dará lugar al sistema nervioso central). Esta vitamina además, disminuye la posibilidad de presentar enfermedades cardiovasculares, previene algunos tipos de cáncer como la leucemia, estimula la formación de ácidos digestivos y ayuda a mejorar el apetito.

Fuente : Propiedades de la almendra


Articulos relacionados

Almendras, tonifican el sistema nervioso y disminuyen el colesterol

Almendras, tonifican el sistema nervioso y disminuyen el colesterol

La almendra forma parte de la alimentación humana desde tiempos inmemoriales. Sus propiedades culinarias y nutritivas hacen de las almendras un alimento especial, al igual que el árbol que las da. Aunque  se llama  fruto seco a la almendra,...
Beneficios del aceite de almendra para la salud

Beneficios del aceite de almendra para la salud

Nutrientes de las almendras: • Las almendras tienen un alto valor nutricional. Posee proteínas (20%), fibra (14%) y grasa (53,5%), en su mayor parte en forma de ácido oleico. • Minerales de las almendras: magnesio, calcio, fósforo, hierro y potasio. • Vi...
Aceite de almendra para las pestañas ¿como funciona?

Aceite de almendra para las pestañas ¿como funciona?

Muchas personas suelen preguntarse como alargar o cuidar sus pestañas. Mientras que muchos piensan que la única manera de lograr esa imagen saludable es por medio del uso de rímel, la verdad es que se puede recurrir a algo mejor, después de todo, el aceite d...
¿Cómo beneficiarse del aceite de almendra en casa?

¿Cómo beneficiarse del aceite de almendra en casa?

El aceite de almendra se obtiene de la parte central de los almendras y se sabe que contiene elementos que ayudan a curar cualquier enfermedad cutánea. El uso de esta sustancia mejora pues la salud del organismo en muchos aspectos. Veamos algunos remedios para be...
Propiedades del aceite de almendras

Propiedades del aceite de almendras

Las almendras son ricas en grasas saludables, proteínas, minerales y vitaminas. Se ha difundido mucho el uso de aceite de almendras, especialmente como un ingrediente muy solicitado para preparar muchas recetas caseras cosméticas. Pero las propiedades del aceite de almendras no ...
Almendra para adelgazar ¿como utilizarla?

Almendra para adelgazar ¿como utilizarla?

El tema de la almendra para adelgazar nace de estudios recientes que comprobaron que quienes consumían este alimentos, contaban con mejores niveles de vitamina E, además de grasas monoinsaturadas consideradas como buenas, sin embargo, no veían un aumento en su peso, es m...
Valor nutricional de la pasta de almendras

Valor nutricional de la pasta de almendras

Sumando conceptos a nuestro post anterior donde te presentaba a la pasta de almendras, llega el momento de especificar con mayor detalle cuáles son los aportes nutricionales. Aparte de la almendra que es el ingrediente principal, la pasta también se compone de aceite, crema y...
Mantecados artesanos, postres navideños 3

Mantecados artesanos, postres navideños 3

¡Hola chicas!. ¡Ya casi tenemos la Navidad encima!. Pues bien, como os prometí os he traído otro postre típico para estas fechas tan señaladas. Unos deliciosos mantecados artesanos riquísimos, vamos os lo digo porque cuando se enfriaron no duraron ni diez minutos en el p...
Propiedades de las almendras

Propiedades de las almendras

Hoy queremos dedicar un espacio a un fruto seco muy especial, la almendra. Como sabemos todos los frutos secos son excelentes alimentos llenos de nutrientes, los mismos se deben incluir en la dieta para gozar de buena salud. En solamente un puñado ya tenemos cantidades muy grandes de mi...
Turrón de chocolate y almendras casero, postres navideños 2

Turrón de chocolate y almendras casero, postres navideños 2

¡Hola chicas! Como ya sabéis, la Navidad está a la vuelta de la esquina prácticamente. Seguro que más de un miembro de la familia te ha preguntado qué llevarás a la cena de Navidad. ¿Qué es lo que le has respondido?. En la cena de Navidad donde n...
Los beneficios de las almendras para la salud

Los beneficios de las almendras para la salud

Los frutos secos son alimentos que debemos agregar a nuestra alimentación, pues se ha comprobado que aportan muchísimos beneficios a nuestro organismo. Uno de los más importantes es su protección contra enfermedades cardíacas, aunque en realidad existen muchos más....
Mantequilla de almendras, sabor y salud

Mantequilla de almendras, sabor y salud

Mantequilla de almendras, sabor y salud. Estamos de acuerdo en que no es un alimento muy difundido en Europa, pero precisamente por ello me parece importante compartir información acerca de este alimento y alentar a nuestros lectores a probarlo. Si gusta, adoptarlo será cuestió...

Tambien te puede gustar