Para mejorar tu experiencia en esta web utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios. 
Has clic  para consentir la utilización de cookies Acepto el uso de cookies.   mas info

Cómo interpretar las etiquetas nutricionales de los alimentos


Cómo interpretar las etiquetas nutricionales de los alimentos. Comprar alimentos requiere preocupación por el conocimiento de la información que se vierte dentro de las llamadas etiquetas.Las etiquetas en los diversos productos nos indican que valores nutricional tienen los mismos. A continuación el especialista nos explicará a fondo cómo interpretar las etiquetas nutricionales.

Como el tema nos convoca, no podemos dejar de describir lo qué debemos mirar en las etiquetasen el área de información nutricional del producto. Además de los ingredientes, allí debemos detenernos a los siguientes datos respecto a las calorías y los macronutrientes

  • Porción consumida: esto puede darnos una idea del tamaño de la ración que debemos ingerir. Hay productos en los que nosotros ingerimos menos de una porción y hay otros, como las patatas fritas de bolsa u otros snacks, donde la porción indicada en el envase suele ser muy inferior a lo que consumimos.
  • Kcal o aporte energético: aquí conviene mirar el aporte energético de la porción si previamente visualizamos que la cantidad que consumimos es similar a la ración que se indica en el envase. De lo contrario, es conveniente estimar en base a la porción cuánto ingerimos y de allí, calcular el aporte energético prestando atención a las calorías brindadas por cada 100 gramos. Éste último dato siempre debemos tenerlo en cuenta si queremos reducir al densidad calórica de la dieta. Ya que un producto que tenga más de 200 Kcal por cada 100 gramos es concentrado en energía y favorecerá una dieta de alta densidad energética, mientras que un alimento cuyas calorías no superan las 100 Kcal por cada 100 gramos nos ayudará a disminuir la densidad calórica de la dieta.
  • Aporte de grasas: el aporte total de grasas es importante y para ello, debemos atender a losgramos de grasas por cada 100 gramos de alimento, siendo siempre recomendable que el producto no supere el 30%. Aunque si queremos una dieta baja en grasas lo ideal es escoger ingredientes con menos de 10 gramos de grasas por cada 100 gramos de alimento. Asimismo, sobre todo cuando el aporte de grasas es significativo, no podemos dejar de mirar cuáles son las grasas que brinda el alimento, ya que el predominio de grasas saturadas nos hablará de un producto desaconsejable si queremos cuidar la salud y el colesterol en sangre, mientras que un producto cuyas grasas son en su mayoría ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados será beneficioso para el organismo en conjunto. No podemos olvidar mirar si posee grasas trans, para ello, miraremos con detenimiento la información nutricional y además, revisaremos sus ingredientes: si figura entre ellos aceite vegetal hidrogenado o parcialmente hidrogenado, el producto posee grasas trans.
  • Aporte de hidratos de carbono: también los visualizaremos por cada 100 gramos y en algunos casos, se detallan cuáles del total de los hidratos son azúcares, siendo aconsejable que la mayor parte de los productos que adquirimos no presenten más de un 10% de azúcares. Si no se describe cuáles son hidratos complejos y cuáles son azúcares o  hidratos simples, podemos remitirnos a sus ingredientes y ver si presenta azúcar, fructosa, sacarosa o miel entre sus ingredientes. Si figuran estos nombres en su lista de ingredientes es porque el producto contiene azúcares simples y deben tenerse en cuenta en el caso de personas con triglicéridos altos o diabetes, por ejemplo.

Otros datos del etiquetado nutricional a considerar

Además de las calorías y los macronutrientes debemos considerar otros datos del etiquetado nutricional que pueden ayudarnos a lograr una dieta saludable, ellos son:

  • Fibra: el aporte de fibra es fundamental porque nos habla indirectamente del índice glucémico del alimento, es decir, de cuánto tarda en digerirse y en elevar la glucemia en el cuerpo, así como también, la cantidad de fibra repercute en nuestra salud intestinal, en las defensas del organismo y en la saciedad que experimentamos al consumir el alimento. A diario debemos consumir alrededor de 30 gramos de fibra, por eso, un producto con buena proporción de fibra debe contener aproximadamente 10 gramos de fibra por cada 100 gramos de producto.
  • Sodio: el aporte de sodio de un alimento interesa especialmente para aquellas personas con problemas cardiovasculares o hipertensión que deben llevar una dieta hiposodica. Para ello, es más sencillo mirar el aporte por cada 100 gramos de producto y escoger aquellos que aporten menor de 200 mg de sodio por cada 100 gramos de alimento Un producto con más de 200 mg de sodio por cada 100 gramos es considerado alto en sodio y con más de 1 gramo por cada 100 gramos es considerado alimento salado o muy rico en sodio.
  • Calcio: su aporte es interesante por la gran necesidad del organismo en este nutriente si queremos conservan el buen funcionamiento neuromuscular, así como la salud de huesos y dientes. Un producto con más de 100 mg de calcio por cada 100 gramos es considerado fuente de calcio.

Cómo interpretar lo que dicen las etiquetas

Con frecuencia los envases de los alimentos presentan denominaciones como “bajo en sodio” o“bajo en azúcar” pero para que sepamos si este dato es real o para que saquemos nuestra propia conclusión con sólo mirar la información nutricional de un alimento, te mostramos cómo interpretar lo que dicen los alimentos acerca del aporte de nutrientes en el etiquetado:

Sobre el contenido de sodio: 

  • Se considera alto 1 gramo de sal o más por cada 100 gramos o 500 mg de sodio o más por cada 100 gramos.
  • Se considera bajo 0.25 gramos de sal o menos por cada 100 gramos o 100 mg de sodio o menos por cada 100 gramos.

Sobre el contenido de grasas totales:

  • Se considera alto 20 gramos o más por cada 100 gramos
  • Se considera moderado entre 5 y 20 gramos de grasa total por cada 100 gramos
  • Se considera bajo cuando tiene menos de 5 gramos por cada 100 gramos de alimento.

Sobre el contenido de azúcar:

  • Se considera alto 10 gramos o más de azúcar por cada 100 gramos
  • Se considera moderado entre 2 y 10 gramos de azúcar por cada 100 gramos
  • Se considera bajo menos de 2 gramos de azúcar por cada 100 gramos.

Conocer estos datos nos ayudará a saber qué leer y cómo interpretar la información del etiquetado de los alimentos, de manera de favorecer la elaboración de platos más sanos que contribuyan a cuidar de nuestro organismo.

Después de todo, la alimentación es un gran determinante de nuestra salud y la misma comienza con la compra de alimentos que después se incorporarán a la cocina para dar origen a platos sabrosos que consumiremos.

Todos estos consejos son solo orientativos y los pacientes con problemas de nutricion deben consultar a un nutricionista o dietista titulado para recibir las indicaciones dietéticas más adecuadas en cada caso. No inicie ninguna dieta no convencional sin consultar previamente con un profesional de la salud.

Fuente : Cómo interpretar las etiquetas nutricionales de los alimentos


Articulos relacionados

Cómo leer las etiquetas de los alimentos

Cómo leer las etiquetas de los alimentos

Saber leer las etiquetas de los alimentos e interpretarlas correctamente es una herramienta extra que nos puede ayudar muchísimo para seguir una alimentación saludable. Cuando vamos al supermercado y elegimos un alimento en lugar del otro en función de los ingredientes y ...
Etiquetas de alimentos engañosas

Etiquetas de alimentos engañosas

La mayoría de los alimentos que consumimos son manufacturados en menor o mayor medida y todos ellos llevan etiquetas con diferentes datos: ingredientes, calorías, advertencias y muchas veces frases que a primera vista pueden engañarnos. Muchas etiquetas parecen decir una cosa, pe...
Consejos para interpretar la información nutricional

Consejos para interpretar la información nutricional

En muchas ocasiones hemos hablado de la importancia de analizar la etiqueta con la información nutricional de los alimentos antes de comprarlos. Sin embargo, si no sabemos exactamente qué es lo que tenemos que mirar no tiene mucho sentido. Por eso, hoy vamos a ense...
¿Qué es la sacarosa?

¿Qué es la sacarosa?

Muchos de nosotros hemos escuchado la palabra sacarosa en cuanto a alimentación se refiere, en las etiquetas de algunos alimentos dice que contienen sacarosa, o habrás escuchado sobre la misma en programas de cocina. Personalmente he escuchado a algunas personas decir que la sacarosa no es b...
Beneficios nutricionales del natto

Beneficios nutricionales del natto

Beneficios nutricionales del natto. Es un derivado de la soja, que se obtiene por fermentación de su grano, produce una menor incidencia de enfermedades cardiovasculares y menor deterioro de los huesos. Es rico en aminoácidos esenciales, minerales como el calcio, el fósforo, el hie...
¿Cuáles son las enfermedades nutricionales?

¿Cuáles son las enfermedades nutricionales?

La alimentación es fundamental para mantener una buena salud, y una dieta saludable nos aporta todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita para funcionar sin problemas, y una carencia o una excesiva ingesta de alguno de ellos puede conducirnos a padecer una enferme...
Tipos de dietas vegetarianas

Tipos de dietas vegetarianas

Muchas personas han tomado la decisión de cambiar completamente sus hábitos alimenticios, ya sea por salud o debido a otros aspectos, y pasar a engrosar las listas del vegetarianismo. Sin embargo, no muchos conocen que existen varios tipos de dietas vegetarianas, que se pueden adaptar a la...
Etiquetas de la comida, qué es lo que no nos dicen

Etiquetas de la comida, qué es lo que no nos dicen

En el post de hoy vamos a analizar las expresiones con las que los comerciantes nos venden ciertos productos y si realmente cumplen las expectativas que anuncian. Los productos en ocasiones vienen envasados con algunas insignias como la de “light” o “alto con...
Consejos para reducir el consumo de sal en los alimentos

Consejos para reducir el consumo de sal en los alimentos

La sal no es el villano de la historia. Aunque acusada de aumentar la presión arterial y inducir a una serie de complicaciones, como insuficiencia renal, problemas cardiovasculares, accidente cerebrovascular (AVC), entre otros, la sal es la principal fuente d...
Diferencias nutricionales entre berenjena y calabacín ¿Cuál es más sano?

Diferencias nutricionales entre berenjena y calabacín ¿Cuál es más sano?

Ambos alimentos deben hacer parte de nuestra dieta, ya que cada cual cuenta con sus características particulares que aportan muchos beneficios a nuestra salud. Sin embargo, si estas buscando alimentos que tengan determinados nutrientes parad...
Propiedades nutricionales de los higos

Propiedades nutricionales de los higos

Propiedades nutricionales de los higos. La higuera tiene su origen en el Mediterráneo  y los principales países productores son: España, Italia, Grecia, Turquía y Francia entre otros. Poseen gran cantidad de agua y son ricos en hidratos de carbono -sacarosa,  fructosa y glu...
Espirulina: beneficios medicinales y nutricionales

Espirulina: beneficios medicinales y nutricionales

La espirulina es un organismo unicelular que frecuentemente se utiliza como suplemento dietético, dada la enorme cantidad de beneficios que trae. Estos beneficios ya son conocidos por el hombre desde hace milenios. Hay evidencias de que los aztecas ...

Tambien te puede gustar