Para mejorar tu experiencia en esta web utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios. 
Has clic  para consentir la utilización de cookies Acepto el uso de cookies.   mas info

Síntomas y tratamiento de la escoliosis lumbar

Tener una o varias escoliosis lumbares es realmente doloroso pues las curvaturas en la columna vertebral resultan todo un problema. Este tipo de desviaciones se presenta en mayor parte en niños o adolescentes y por eso hoy hablaremos de los síntomas de la escoliosis lumbar.

Síntomas de escoliosis lumbar

Es cierto que una radiografía lumbar puede resultar la prueba fehaciente de que tienes unaescoliosis lumbar. Este examen es ordenado por el especialista indicado en el tema. Sin embargo, existen algunos síntomas físicos que pueden ayudar con el diagnóstico.

  • Un hombro más alto que el otro
  • Un omóplato sobresaliente del otro
  • Un lado de la caja torácica es más alto que el otro
  • La cintura es irregular
  • Una pierna parece más larga que otra
  • Dolor de espalda

Y hablando un poco de este último síntoma de escoliosis lumbar, el dolor de espalda es un asunto de cuidado, pues no en todos se presenta, en unos con más frecuencia pero en realidad también el dolor podría ser motivo de otro problema de salud lumbar.

Más sobre la escoliosis

Los niños y jóvenes de entre 10 a 18 años de edad son generalmente los más afectados por esta condición. Una vez detectada la escoliosis, conociendo de antemano los posibles síntomas de escoliosis lumbar, el médico será el encargado de monitorear que la curvatura se mantenga igual y no ocurra movimientos en ella que empeoren la situación.

De otra parte hay que decir que las escoliosis lumbares tienen algunas particularidades que en consecuencia pueden dividirse en diferentes tipos de escoliosis:

  • La escoliosis congénita, que está presente en los lactantes
  • La escoliosis neuromuscular, resultado de las condiciones neuromusculares
  • La escoliosis degenerativa, que se presenta en los adultos mayores.

Aunque no se ha comprobado que el ejercicio evite la escoliosis o que la empeore, la verdad es que hacer ejercicio genera una mejor condición física.

Las escoliosis pueden ser acompañadas por:

•Rotación vertebral, donde las vértebras se giran sobre sí mismas al tiempo que se curva la columna lateralmente (rotoescoliosis)

•Curvatura convexa posterior dorsal (cifosis). Comúnmente llamada “joroba”.

Y también pueden ser de tipo:

• Congénito

• Postural

Los casos de escoliosis de tipo postural son mucho más fáciles de atender que las congénitas, en razón de que la cuña vertebral es menos acentuada. Las escoliosis congénitas, deforman el cuerpo vertebral forzándolo a adoptar una forma de cuña con el filo hacia el lado curvado.

Los tratamientos manuales para corregir escoliosis posturales incluyen (desde el punto de acción de la quirofísica):

•Hidroterapia de chorro, contrastes de temperatura con fomentos y compresas

•Desinflamación con barro enzimático

•Descontracturación muscular con digitopresión y masaje

•Apoyo de ventosas y/o ultrasonido

•Manipulación quiropráctica

•Ejercicios correctores y rehabilitantes

•Fajas ortopédicos (dorsolumbares, lumbosacras o generales de columna)

En el caso de las escolisos congénitas, lo común es intervención quirúrgica. Cabe destacar la importancia de la rehabilitación post operatoria y sobre todo de la calidad humana y técnica del cirujano ortopedista.

Desde el punto de vista de la disciplina quirofísica, un escoliótico, además de contracturas musculares, trae consigo inflamaciones que hay que disminuir. Para la corrección de escolisis, una vez determinado el tipo (congénito o postural) y con apoyo de los Rx, procederemos a una hidroterapia con agua caliente a tolerancia del paciente sobre la zona afectada. Veamos por pasos:

1a. Hidroterapia

Excelente sería la aplicación de chorros a presión para estimular la zona. 15 minutos de agua caliente a presión para finalizar con un chorro de agua fría y secado de la zona. Esto con la intención de volver a la temperatura normal el cuerpo del paciente, al mismo tiempo que la inflamación va cediendo por el contraste, que por una parte hablanda el tejido muscular y los elementos de la inflamación se disulven, y por otra, con el contraste, la vasoconstricción encapsula de nueva cuenta los elementos de la inflmación ya disminuidos y no permite que se vuelvan a reunir, pues ya muchos se filtraron por los vasos linfáticos para ser desechados por orina, sudor o heces fecales.

Otra alternativa es la utilización de fomentos (agua caliente) por 3 minutos, en contraste con compresas (agua fría), un minuto. Seis veces se repite el contraste 3-1, terminándo siempre con el agua fría.

1b. Barro enzimático

Como nuestra intención primera es desinflamar, nos podemos ayudar del barro preparado especialmente para ello. Hay tierras con propiedades específicas, que van desde desinfectantes, densinflamantes, estimulantes o constrictoras. Para nuestro caso el barro rojo, arcilla, lodo del mar negro o cenizas de volcán, son poderosos auxiliares contra la inflamación porque contienen sales y otros minerales como el magnesio. Las sales sin procesar (sal de grano de mar) son desinflamatorios naturales para casos dermatológicos, gástricos o musculares; aplicándose siempre en agua caliente y de manera externa, NO INGERIDA. El barro enzimático es una mezcla de barro con vinagre y sales, a demás de elementos frutales y liliáceos. El lodo del mar negro ayuda porque las sales de ese mar son tan penetrantes que desinflaman a los 5 min. de aplicación.

El barro se coloca sobre la zona a tratar por un período de 30 min. Pudiéndose dejar hasta 1 hr. Se retira limpiándose el área y se sigue con el siguiente paso.

2. Descontractura muscular y masaje de corrección escoliótico

Se inicia con un masaje de movimientos largos sobre la espalda con el paciente en decúbito ventral (boca abajo). En los sitios de contractura muscular localizada (en forma de “bolitas”), se masajea en forma focalizada con movimientos circulares. Existen una serie de puntos específicos para la digitopresión que poco tienen que ver con la acupuntura (hay algunos que tienen relación), pero sí con áreas musculares sensibles que al ser presionados de manera paulatinamente profunda, relajan juegos musculares (trapecio, erectores de la espina, cuadrado lumbar, interespinales). En nuestro caso, aplicaremos después del masaje de movimientos largos y focalizados para calentamiento, las digitopresiones propias a los músculos suboccipitales, erectores de la espina, trapecio, interespinosos y en su caso, al cuadrado lumbar.

Inmediatamente después, efectuaremos un masaje de correción a las curvaturas. Siempre partiendo de la curvatura escoliótica principal en dirección opuesta a dicha curva, en el lado “plano”, no el abultado de la espalda, y siempre empujando EL MÚSCULO, NO LA VÉRTEBRA. El empuje se hace a presión fuerte, tomando el músculo erector de la espina inmediato a la apófisis espinosa de la región cóncava de la escoliosis, para extendernos en un masaje profundo de arrastre en dirección costal.

Seguiremos con la curvatura compensatoria, procediendo de la misma manera.

3. Apoyo de ventosas

Para más de los especialistas en columna, quien utiliza medios de succión por aire o calor es un retrógrada, charlatán, ignorante primitivo o salvaje; sin embargo sabiendo utilizar este medio de alternativa se pueden rea-lizar grandes actos terapéuticos. Las ventosas se aplican corridas partiendo de las áreas musculares cóncavas a la escoliosis hacia los costados. Realmente ayudan de manera importante; recordemos a los terapéutas tradicionales japoneses y a los nativos americanos.

4. Manipulación quiropráctica

Una vez hecho todo el tratamiento para desinflamar, relajar y descontracturar correctivamente, pasamos a la corrección quiropráctica, manipulación ósea o ajuste vertebral. Ése se realiza con mucho cuidado en el orden que el quiropráctico o quirofísico vean convencientes. Los movimientos deben efectuarse siempre en las exhalaciones del paciente. Estas son las tracciones o presiones mínimas que se den incluir:

• Tracción cervical con intención de impacto general a la columna.

Con el paciente en decúbito dorsal (boca arriba), se coloca una toalla por la nuca (del paciente), de modo que al cerrarla, pueda presionar y sostener la cabeza y ejecutar la tracción en una serie de tres movimiento; dos de los cuales son muy suaves y el tercero con fuerza, de modo que el paciente sienta un jalón cómodo, pero firme desde las cervicales hasta el punto de la escoliosis principal. A veces se llega hasta la curvatura compensatoria.

• Extensión suave, pero firme, desde los brazos y piernas con intención de apertura de espacios intervertebrales.

En decúbito dorsal, el paciente es tomado por una persona por las muñecas (canillas), mientras otra lo sostiene por los tobillos. Quien lo toma de las manos empieza a jalar paulatinamente y lo mantiene así por unos segundos (7-8), terminando con un suave jalón hacia sí.

• Presión a los lados de la columna con las manos encontradas para la corrección escoliótica.

El terapeuta se coloca a un lado del paciente. El paciente que se encuentra en decúbito ventral (boca abajo). El terapeuta acomoda una mano a un lado de la columna del paciente, la otra encontrándose con la primera, al otro lado de la columna. De esta manera, en cada exhalación del paciente se hace presión, obligando a las vértebras acomodarse poco a poco en su sitio. El quiropráctico inicia desde la parte alta de la espalda (7°ma cervical) hasta el final de la columna dorsal. Luego repite el movimiento en sentido opuesto desde la 12°va dorsal hasta la 7°ma cervical.

• Apertura de espacios intervertebrales y estensión de los músculos erectores de la espina e intervertebrales.

Este movimiento es en extremo delicado y consiste en doblar la columna hacia enfrente, para presionar luego con las manos del terapeuta (atrás del paciente) sobre las vértebras lesionadas, de modo que se abren los espacios articulares al mismo tiempo que se estiran los músculos afectados y que afectan a la escoliosis. este movimiento se realiza con el paciente en decúbito dorsal (boca arriba)

5. Ejercicios correctores y rehabilitantes

Los ejercicios y movimientos correctores incluyen desde el tratar de caminar los más derecho posible, sentarse igualmente recto (higiene de columna), evitar trabajar agachado, hasta colgarse de algún sostén firme por encima de los brazos estirados y dejar caer el cuerpo; hay modos de colgarse de los tobillos de manera que la columna cae libremente. Son importantes las abdominales y levantamientos de columna. Este último se realiza boca abajo, con las manos en la cintura o en la nuca para elevar la espina dorsal (baja y suve).

Un ejercicio muy bueno es:

1. De pie se levanta el codo de un brazo hasta la altura de la cabeza, la mano del mismo queda doblada atrás de la nuca

2. Con la mano del otro brazo se toma el codo por atrás de la cabeza y tracciona (jala).

3. Gira la cadera hcia enfrente en el sentido de la mano que jala y se mantiene ahí tres segundos.

4. Se relaja

5. Continúa con el otro brazo.

6. Fajas ortopédicos (dorsolumbares, lumbosacras o generales de columna)

Fuente : Síntomas y tratamiento de la escoliosis lumbar


Articulos relacionados

Ejercicios para la escoliosis de columna

Ejercicios para la escoliosis de columna

La escoliosis es una desviación en las vértebras de la columna, una anomalía lumbar caracterizada por curvaturas en la misma, que produce intensos dolores en la espalda, que afecta el crecimiento y cuyos síntomas pueden agravarse con el paso del tiempo. Esta anomalía sue...
Ejercicios para la escoliosis

Ejercicios para la escoliosis

La escoliosis es una desviación de la columna vertebral que genera una curva visible de frente. Aunque no se sabe exactamente por qué ocurre la escoliosis, se sospecha que sus causas son genéticas. Las personas con escoliosis deben recibir tratamiento médico, que consiste en la v...
Ejercicios para escoliosis

Ejercicios para escoliosis

Los ejercicios para la escoliosis están diseñados para corregir la curvatura lateral o rotatoria de la espina dorsal. Lo que hacen es que ayudan a que los ángulos bajen en un poco de grados para volver a la forma que la columna debería estar, logrando más estabilidad en la espalda, te...
Prensa mejor que sentadillas para trabajar las piernas sin forzar la zona lumbar

Prensa mejor que sentadillas para trabajar las piernas sin forzar la zona lumbar

La máquina de prensa y las sentadillas son dos ejercicios muy completos para trabajar el tren inferior, el problema es que la sentadilla, al ser un ejercicio libre, tiene más riesgo de lesión, sobre todo para los novatos y los que en...
La escoliosis: Alimentos que ayudan a tratarla

La escoliosis: Alimentos que ayudan a tratarla

La anomalía lumbar conocida como escoliosis es más común de lo que muchas veces creemos. Se desarrolla siempre en las mujeres el doble que en los hombres y sus consecuencias se vuelven más severas con el paso del tiempo. Veamos a continuación desde OtraMedicina,...
Consejos para prevenir la escoliosis

Consejos para prevenir la escoliosis

Hoy queremos hablar sobre una enfermedad muy grave que puede prevenirse si cuidamos de nuestros hábitos y nos preocupamos por nuestra alimentación. Hablamos sobre la escoliosis, te contamos cómo prevenirla, ¡presta mucha atención! Primero vamos a entender qué es exactamente, se...
Un sencillo ejercicio de estiramiento lumbar

Un sencillo ejercicio de estiramiento lumbar

¿A quién no se le ha cargado en más de una ocasión la zona lumbar después de haber pasado largas horas de píe? Es algo muy habitual en muchas personas, un problema que hemos dado por totalmente normal y lo padecemos sin más, pero nosotros queremos dar una serie de pa...
Sintomas de tener ciática que puedes identificar en casa

Sintomas de tener ciática que puedes identificar en casa

La ciática se considera como un tipo común de dolor, el cual afecta al nervio ciático. Hay que considerar que este es un nervio grande en tamaño, el cual se llega a extender desde la espalda hacia abajo de la zona posterior de cada una de nuestras piernas...
Hernia discal, como aliviar síntomas

Hernia discal, como aliviar síntomas

Los síntomas La severidad de los síntomas pueden variar dependiendo de la posición y el tamaño de la hernia discal. Si la hernia discal está presionando sobre las raíces nerviosas, entonces puede causar dolor y entumecimiento en la espalda y las piernas. Sin embargo, si...
Hernias de disco en la columna vertebral y cómo tratarlas

Hernias de disco en la columna vertebral y cómo tratarlas

Para entender este importante tema, recordemos la composición y cómo está formada nuestra columna vertebral. Conforman la columna vertebral 24 huesos a los que se les denomina vertebras, estas se encuentran apiladas una encima de la otra; pero para su prot...
La importancia de hacer lumbares

La importancia de hacer lumbares

Después de decenas de post sobre abdominales ya nos queda bien claro la importancia que estos ejercicios tienen a la hora de mantener una buena tonificación en esta parte del cuerpo. A pesar de todo, una zona que se debe trabajar a la par y que se suele dejar siempre de lado o por pris...
Ejercicios para hernia de disco lumbar

Ejercicios para hernia de disco lumbar

Si sufres hernia de disco tienes varios ejercicios para hernia de disco lumbar que puedes realizar para superar en gran medida el dolor en el sitio. Para hacer cualquier tipo de ejercicio es importante consultes con un médico de confianza. En esta oportunidad te recomendar...

Tambien te puede gustar

1 comentario

  1. sergio says:

    hola, queria saber si el dolor en la pierna puede ser por la escoliosis? muchas gracias y muy buena la pagina!!